frases cortas para una madre fallecida

 

Frases cortas para una madre fallecida

El fallecimiento de una madre es uno de los momentos más dolorosos de la vida y no siempre encontramos las palabras adecuadas para una despedida. Las frases cortas para una madre fallecida pueden ayudarte en estos momentos, te ayudarán a pensar en lo que ella ha aportado a tu vida y podrás utilizarlas para dedicarle un pequeño homenaje o como consuelo para tus familiares. Te ofrecemos una selección de frases cortas para una madre fallecida.

madre con su hijo

Frases cortas para una madre fallecida: amor incondicional

El corazón de una Madre es un abismo profundo, en cuyo fondo siempre encontrarás el perdón.
Honore de Balzac.

Las Madres son como pegamento. Incluso cuando no las ves, siguen sosteniendo a la familia.
Susan Gale.

El amor de una Madre es como la paz. No necesita ser adquirido, no necesita ser merecido.
Erich Fromm.

El amor de una Madre es paciente y perdona cuando todos los demás abandonan, no falla o flaquea, incluso cuando el corazón está roto.
Helen Rice.

Ser una Madre a tiempo completo es uno de los trabajos mejor pagados, ya que el salario es puro amor.
Mildred B. Vermont.

Jamás en la vida encontraréis ternura mejor, más profunda, más desinteresada ni verdadera que la de vuestra madre.
Honore de Balzac

Dios no podía estar en todos lados y por tanto, hizo a las Madres.
Rudyard Kipling.

madre risas sillón con su hijo

Frases cortas para una madre fallecida: protección y aprendizaje

El corazón de una Madre es la escuela del niño.
Henry Ward Beecher.

Todo lo que soy y espero ser, se lo debo a mi Madre.
Abraham Lincoln.

La fuerza de una Madre es más grande que las leyes de la naturaleza.
Barbara Kingsolver.

Una Madre, nunca está sola en sus pensamientos. Una Madre siempre piensa dos veces, una por sí misma y otra por su hijo.
Sophia Loren.

Crecer no significa nada para una madre. Un niño es un niño. Se hacen más grandes, más viejos, pero para ellas siguen siendo sus niños.
Toni Morrison.

El porvenir de un hijo es obra de su madre.
Napoleón Bonaparte.

La madre es el hogar de donde venimos, la naturaleza, el suelo, el océano.
Erich Fromm.

Una buena educación es lo mejor después de una madre ambiciosa.
Charles M. Schulz.

Tuve que creer en una Madre que me enseñó a creer en mí.
Antonio Villaraigosa.

madre sonrisa con su hija

Frases cortas para una madre fallecida: la dedicación

Una Madre no es una persona en la que apoyarse, sino una persona a la que hacer innecesario inclinarse.
Dorothy Canfield Fisher.

Cuando se produce un nacimiento, no solo nace una nueva vida, sino que nacen miedos y esperanzas. Nace una Madre y sigue siendo Madre para toda la vida.
Nuncio de Magliano.

Madre: la palabra más bella pronunciada por el ser humano.
Lao Tse.

El niño reconoce a la Madre por la sonrisa.
León Tolstoi.

Siempre se puede dudar de una mujer, pero nunca de una Madre.
Lacordaire.

Una Madre es la que puede tomar el lugar de todos los demás, pero cuyo lugar nadie más puede tomar.
Gaspard Mermillod.

La fuerza de una madre es más grande que las leyes de la naturaleza.
Barbara Kingsolver.

Enséñame el rostro de tu madre, te diré quién eres.
Gibran.

Soy mayor de 14 y he leído y acepto la política de privacidad