frases de un padre fallecido

 

Frases de un padre fallecido

La muerte de nuestro padre supone la pérdida de un punto de referencia en nuestra vida y nos ocasiona un gran dolor. Parte del duelo consiste en aceptar la ausencia y quedarnos con sus enseñanzas y sus recuerdos que ahora forman parte de nosotros. En estos duros momentos las frases que puedes dedicar a un padre fallecido te ayudan a reflexionar sobre los momentos que habéis vivido juntos y lo que ha aportado a tu vida. Te ofrecemos una selección.

padre en un muelle

Frases de un padre fallecido: el cariño

Un padre no es el que da la vida, eso sería demasiado fácil, un padre es el que da el amor.
Denis Lord.

Nada hay más hermoso que un padre llegue a convertirse en un amigo de sus hijos, cuando éstos llegan a perderle el temor, pero no el respeto.
José Ingenieros.

Cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre.
Gabriel García Márquez.

No es la carne y la sangre, sino el corazón, lo que nos hace padres e hijos.
Friedrich Schiller.

Los padres, para ser felices, tienen que dar. Dar siempre, esto es lo que hace un padre.
Honoré de Balzac.

Por tus palabras de aliento en mis momentos más tristes. Por tus silencios elocuentes que me calman dulcemente.
Mario Benedetti.

¿Qué se siente al ser padre? Es una de las cosas más difíciles que hay, pero a cambio te enseña el significado del amor incondicional.
Nicholas Sparks.

cuervo aterrizando

Frases de un padre fallecido: guía y protección

Es un hombre sabio el que conoce a su propio hijo.
William Shakespeare.

Mi padre me dio el regalo más grande que cualquier persona puede dar a otra persona, él creyó en mí.
Jim Valvano.

El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.
Leon Battista Alberti.

No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre.
Sigmund Freud.

A Dios doy gracias por ser mi padre. Por tus reproches y consejos. Por el bien que me enseñaste y de mi ser siempre cuidaste.
Pablo Neruda.

El valor de un hombre se mide por la forma en que él cría a sus hijos. Lo que les da, lo que les quita, las lecciones que enseña, y las lecciones que les permite aprender por su cuenta.
Lisa Rogers.

Un hermano es un consuelo, un amigo es un tesoro, un padre es ambos.
Benjamin Franklin.

Silueta de niño leyendo

Frases de un padre fallecido: el aprendizaje

Mi padre fue mi maestro. Pero lo más importante fue que fue un gran padre.
Beau Bridges.

Un buen padre vale por cien maestros.
Jean Jacques Rousseau.

De mi padre aprendí a ser bueno con la gente, a ser siempre honesto y directo. Aprendí mucho trabajo y perseverancia.
Luke Bryan.

Mi padre siempre dijo que el trabajo duro supera al talento cuando el talento no funciona lo suficientemente duro.
Katee Sackhoff.

Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Madre Teresa de Calcuta.

El hacer del padre por su hijo es hacer por si mismo.
Miguel de Cervantes Saavedra.

hombre solo mirando al cielo

Frases de un padre fallecido: el legado y el recuerdo

El sueño del héroe, es ser grande en todas partes y pequeño al lado de su padre.
Victor Hugo.

Espero poder ser tan bueno como padre para mi hijo como mi padre para mí.
Calvin Johnson.

Convertirse en padre significa que debe ser un modelo a seguir para su hijo y ser alguien a quien admirar.
Wayne Rooney.

Sé que nunca encontraré a mi padre en ningún otro hombre que entre a mi vida, porque es un vacío en mi vida que solo puede ser llenado por él.
Halle Berry.

Mi padre nunca había estado tan cerca de mí como en los momentos en que creí haberlo perdido.
Osvaldo Soriano.

Mi modelo a seguir es mi padre.
Seann William Scott.

Un hombre sabe que está envejeciendo porque empieza a parecerse a su padre.
Gabriel García Márquez.

Padre, yo siempre seré el mismo niño que se encontraba de pie junto al mar y que te vio encumbrarse sobre mí, ahora que soy mayor yo quiero ser igual que tú.
Ben Harper.

No importa quién fue mi padre. Lo importante es quién recuerdo que era.
Anne Sexton.