funeral chino

 

Funeral chino. Ritos y tradición

El funeral tiene una gran importancia en la sociedad china y, aunque en algunos aspectos se ha modernizado, sigue las antiguas tradiciones para honrar al difunto.

Dentro de los ritos del funeral chino encontramos elementos como la preparación del difunto, el lugar que ocupa cada persona durante las ceremonias, los colores que visten o las flores que se utilizan.

Todo en el funeral chino está ordenado según un significado simbólico para que el alma del difunto descanse en paz.

 

El velatorio en el funeral chino

Una parte importante del funeral chino es el velatorio. Suele realizarse en la casa donde ha fallecido en el difunto y el féretro se dispone en el interior o el exterior de la casa según el lugar del fallecimiento.

La familia se sitúa alrededor según un orden jerárquico de cercanía al fallecido y los colores de sus vestidos identifican también el grado de parentesco.

Los amigos y conocidos visitan al difunto como muestra de respeto y le llevan coronas de flores blancas. Durante el velatorio se encienden velas e incienso y se recitan versos y canciones.

 

Camino al cementerio

El funeral chino continua con un desfile hacia el lugar de enterramiento o cremación del difunto. El ataud se dispone sobre el carruaje fúnebre y es seguido por familiares y amigos que acompañan al fallecido durante el camino. El desfile recorre las calles y se valora que vaya mucha gente en él, pues es un símbolo de que el difunto es honrado por todos. Es frecuente que la familia demuestre su riqueza y se contraten artistas para atraer gente a este desfile.

 

Lugar de enterramiento

El desfile llega hasta el cementerio, donde tienen lugar los últimos ritos del funeral chino. En este país es frecuente la cremación en las ciudades mientras que en las zonas rurales son más tradicionales los enterramientos, que se disponen sobre la ladera de una colina.

La tradición china dice que el enterramiento debe ser lo más alto posible y es por eso que se escogen lugares elevados para los cementerios.

Esta tradición del funeral chino ha dado lugar también a los curiosos ataudes colgantes que pueden verse en zonas del sur de china, donde lo cuelgan en las laderas de montañas o acantilados. Tras el funeral chino, los ritos continúan durante siete días para que el alma del difunto pueda despedirse de sus queres queridos y se marche en paz.

 

 

Soy mayor de 14 y he leído y acepto la política de privacidad