ramos de flores

Un regalo especial


Regalar ramos de flores convierte cualquier ocasión en momento especial. Las flores tienen un lenguaje propio y expresan sentimientos y emociones de una forma más intensa que las palabras. Hay ramos de flores adecuados para todas las ocasiones: cumpleaños, aniversarios, bodas, funerales y todo tipo de celebraciones. Los ramos de flores ayudan a levantar el ánimo en los momentos tristes y permiten compartir la alegría en momentos alegres. Elige tu ramo de flores pensando en la persona a la que va destinada y en lo que quieres transmitir con tu regalo.


Flores en casa

 

Los ramos de flores también son una estupenda elección para decorar tu casa y te permiten cambiar de ambiente según la flor que elijas. Los ramos de flores pueden alegrar una habitación sombría y convierten los ambientes fríos en acogedores. Es muy habitual encontrar ramos de flores en la decoración de hoteles y restaurantes para conseguir el ambiente cálido de un hogar.

 

 

Cómo elegir las flores

 

Existen muchísimas variedades de flores y puedes encontrarlas en colores muy diversos. ¿Cómo elegimos la flor adecuada para nuestro ramo de flores? Lo más importante es pensar en la persona a la que va destinado y elegir las flores teniendo en cuenta sus gustos, si no conocemos sus flores favoritas podemos elegir los colores que más le gusten. Otra opción es utilizar el significado de las flores y elegirlas según el momento y lo que estamos intentando transmitir. En Marinaflor podemos asesorarte y te ofrecemos una gran variedad de ramos de flores adecuados para la ocasión.

 

 

Cuidados de las flores

 

Si sueles tener ramos de flors frescas en casa y quieres que se conserven el mayor tiempo posible, puedes seguir estos consejos:


Recorta los tallos con cuchillo o tijeras de poda bajo el agua para evitar que les entre el aire y se conserven más frescos, puedes hacerlo sumergiendo el tallo en un recipiente o bajo un chorro de agua.
El corte debe ser de uno o dos centímetros con un ángulo de 45 grados para que absorba el agua con más facilidad.
Coloca el ramo de flores en un recipiente con agua. Quita las hojas de los tallos que vayan a quedar sumergidas en el agua. Es recomendable que los tallos estén a dos centímetros del fondo para que absorban mejor el agua.
Evita colocar los ramos de flores cerca de ventanas soleadas o en habitaciones muy cálidas.
Puedes añadir al agua un conservante de flor cortada, cambiar el agua cada dos días, limpiar el recipiente y recortar los tallos.