Rosas

 

Rosas

A la hora de regalar un ramo de flores, las rosas son las primeras en las que pensamos. Son flores vistosas, de agradable fragancia y que podemos encontrar en una enorme variedad de especies y colores.

Por todo esto, las rosas son flores adecuadas para cualquier ocasión, tanto si quieres hacer un regalo como si estás buscando un centro de flores para decorar tu casa.

Las rosas son flores muy versátiles de las que cada año aparecen hibridaciones nuevas. Las variedades de rosas aparecidas durante el siglo XX tienen flores grandes y atractivas con poco aroma mientras que las rosas silvestres de siglos anteriores son más pequeñas y tienen una fragancia dulce y fuerte, ¡tienes mucho dónde escoger!

¿Para qué se utilizan las rosas?

Aunque el uso más conocido de las rosas es el ornamental, estas flores también se utilizan para la extracción de aceite esencial de rosas, utilizado en perfumería y cosmética. Estas flores también tienen propiedades medicinales, pueden utilizarse en aromaterapia y, específicamente, la rosa mosqueta se utiliza para tratar problemas de la piel. Además, los pétalos de rosas pueden usarse en gastronomía para hacer té de rosas o preparado de agua de rosas que se utiliza en muchos platos en la gastronomía oriental.

Simbología de las rosas

En la Antiguedad, las rosas eran las flores asociadas a la belleza y durante la Edad Media era la flor dedicada a la Virgen María. Ahora las rosas son utilizadas como símbolo del amor, el cariño y la amistad, aunque también se pueden encontrar otros significados, según el color de la rosa.


ROSAS AZULES: milagros y nuevas posiblidades.
ROSAS ROJAS: amor y pasión.
ROSAS ROSADAS: símpatía, respeto, admiración.
ROSAS BLANCAS: inocencia, pureza, espiritualidad.
ROSAS AMARILLAS: amistad.
ROSAS NARANJAS: pasión exaltada.
ROSAS BORGOÑA: belleza y elegancia.

¿Cómo podemos conservar las rosas más tiempo?

Las flores naturales traen alegría, color y optimismo a nuestras casas, pero tienen un problema: nunca duran mucho tiempo. Para que las rosas se conserven el máximo tiempo posible puedes utilizar unos pequeños trucos:


Corta el extremo de los tallos en diagonal con un cuchillo afilado y coloca las rosas en agua. Utiliza entre 7-10 centímetros de agua fría.
Coloca el jarrón en una zona con luz, pero sin que reciba la luz directa del sol.
Intenta que no queden hojas cubiertas por el agua, se marchitarán más rápido.
Es recomendable cambiar el agua a diario y cortar diagonalmente los tallos para mejorar la absorción.
También podemos añadir una aspirina o una cucharada de azúcar para que las rosas tengan un extra de nutrientes. Unas gotitas de vodka pueden inhibir el crecimiento de bacterias.