cómo dar el pésame

 

Palabras de consuelo

Durante los funerales, acudimos para prestar ayuda y consuelo a los familiares del fallecidoy la forma en la que mejor transmitimos nuestros sentimientos es cuando les damos el pésame. En ese momento estamos haciendo ver a los más cercanos al fallecido que compartimos su dolor y que estamos dispuestos a apoyarlos y ayudarlos en lo que necesiten.

En el momento de dar el pésame cuentan tanto los gestos como las palabras que nos ayudan a expresar lo que sentimos.

¿Cuántas formas de dar el pésame existen?

    • PÉSAME PRESENCIAL:
      la forma más habitual de dar el pésame es acudiendo al velatorio o al funeral donde podemos expresar nuestras condolencias en persona.
    • PÉSAME ESCRITO:
      en algunos velatorios de disponen libros de firmas o urnas para depositar tarjetas de pésame. Es una buena opción en los funerales muy concurridos para no saturar a los familiares.
    • PÉSAME A DISTANCIA:
      si no nos encontramos presentes en la localidad donde se celebra el velatorio podemos dar el pésame por teléfono o por escrito mediante un telegrama si queremos emplear un medio más formal o a través de correo eléctronico, sms o whatsapps si queremos utilizar un medio más informal. Los pésames deben ser breves y sinceros, pero si necesitamos expresar algo que nos ocupe más espacio podemos optar por escribir una carta.

¿Cuándo debemos dar el pésame?

Lo más apropiado es dar el pésame en el momento del velatorio, cuando los familiares están en la sala del tanatorio y podemos organizarnos con el resto de asisentes para permanecer a su lado y prestar apoyo sin atosigarlos.

No es conveniente dar el pésame a la entrada de la iglesia cuando va a celebrarse la misa ni al finalizar la ceremonia.

Si por algún motivo no has podido acudir al tanatorio y quieres dar el pésame en persona es recomendable que intentes hacerlo lo antes posible, para ayudar a los familiares a pasar el periodo de duelo.

¿Qué podemos decir cuando damos el pésame?

Las frases para dar un pésame deben ser breves y sinceras, con ellas expresamos nuestro apoyo, buscamos consolar a los familiares del fallecido y les hacemos ver que compartimos su dolor, frases habituales como «Te acompaño en el sentimiento» o «Lamento tu pérdida» transmiten todos esos sentimientos y podemos utilizarlas junto con algún comentario personal sobre el fallecido o también podemos ofrecer nuestra ayuda para cualquier cosa que necesiten.