cripta

 

Criptas

Las criptas fueron enterramientos que comenzaron en la época de los primeros cristianos.

Las primeras criptas se excavaron en la roca a fin de proteger el enterramiento de los mártires y es por eso por lo que tomaron ese nombre, porque cripta significa «esconder».

Posteriormente se construyeron iglesias sobre estas criptas que se dedicaron a esos mártires o se construyeron criptas debajo de las iglesias para realizar nuevos enterramientos.

¿Cómo son las criptas?

Las criptas se sitúan bajo el suelo por lo que son lugares oscuros que reciben poca iluminación exterior.

Se construían en piedra a modo de una o varias salas en las que se situaban los sarcófagos de los difuntos.

En estos lugares se enterraban personas importantes para la iglesia, santos o mártires. La cripta no era sólo un lugar donde estaban protegidos, también se utilizaban como lugar de culto. Las criptas suelen estar situadas bajo el ábside de la iglesia y se accede a ellas a través de escaleras que parten desde ambos lados del santuario o desde el eje del coro.

¿En qué época se construyeron las criptas?

Las criptas existen desde muy antiguo y se extendieron por Europa sobre todo en época medieval.

Después se han usado con menos frecuencia, pero podemos encontrar criptas muy interesantes de época barroca o incluso posterior.

La función de las criptas no era sólo religiosa, también actúan como un elemento arquitectónico pues servían para nivelar el terreno sobre el que se construía la iglesia.

Criptas famosas

  • San Miguel de Hildesteim.
    La cripta de esta iglesia tiene la particularidad de que está a nivel de suelo y la iglesia está elevada sobre ella ella.

  • Cripta del Monasterio de Leyre, en Navarra.
    De época románica, con robustos pilares y naves abovedadas y preciosos capiteles con formas geométricas, estrías y volutas.

  • Cripta de San Antolín, bajo la catedral de Palencia.
    Es el único resto que queda de la catedral visigoda de Palencia. Es de planta rectangular y se levanta sobre arcos de herradura transversales.

  • Cripta de la Catedral de Santiago de Compostela.
    En esta cripta se encuentra el sarcófago del Apostol Santiago, es de época románica y está concebida como una capilla-relicario.

  • Cripta de Santa Cecilia en Trastevere en Roma.
    Se edificó sobre una casa romana que hoy día es posible visitar. Está decorada con frescos y mosaicos.